viernes, 14 de abril de 2017

Cuándo el Coaching y cuándo la Terapia Gestalt


EL COACHING

El “coaching” es un método de entrenamiento que surgió en Estados Unidos en los años 80, en el ámbito deportivo, y desde ahí se exportó a niveles personales y profesionales. En España todavía es un término con el que no estamos familiarizados y tenemos que conocerlo bien para saber en qué momento nos conviene iniciar un proceso de coaching. Como titulado en Coaching y con años de experiencia en este tipo de acompañamiento, en este post os explico la diferencia entre coaching y terapia, para que podáis decidir con el máximo de información qué tipo de ayuda estáis dispuestos a aceptar.

El coaching es un proceso de acompañamiento a las personas en el que un coach ayuda a su cliente a establecer un objetivo acorde a sus deseos y posibilidades, a  definir un plan de acción realista y responsable para alcanzar dicho objetivo, contando con los propios  recursos y la automotivación que el cliente va a descubrir y desarrollar gracias a la intervención de coach.
Este NO es un coach

El coaching es un entrenamiento en descubrir las propias potencialidades y es la capacidad de alcanzar un objetivo de mejor desempeño en un área determinada de la vida, sea profesional o personal.  Es un viaje a un futuro mejor y deseado por el cliente en el que va a ser acompañado por un coach que no conoce el destino pero sí el camino y va a a ayudar al cliente a descubrirlo por sí mismo y a descubrir su propias capacidades para andar un nuevo camino y descubrir un nuevo destino.

El coach no sabe las respuestas pero sí hacer preguntas pues las únicas respuestas las tiene el cliente, sólo el cliente sabe qué quiere con toda seguridad, el coach hace las preguntas adecuadas y confía ciegamente en las personas y en su cliente pues todos tenemos todas las capacidades para mejorar.

El coach establece un plan de acción conjuntamente con el cliente y le ayuda a comprometerse con él. El coach además motiva a su cliente con sus propios recursos, los que conoce y los que descubre con su ayuda. El coach está presente en los momentos difíciles del camino pues él lo ha recorrido antes y sabe  transformar  esos momentos de flaqueza en oportunidades útiles para tomar nuevo impulso.

El coaching es un proceso de cambio personal en el que la persona toma la responsabilidad de su vida y sus acciones. El coach esta a su lado para hacer de espejo y  estructurar, ordenar, dar una dirección y un sentido a los deseos de cambio de su cliente, sin olvidar que es el propio cliente quién ha de hacerlos suyos.

LA TERAPIA GESTALT

La terapia Gestalt es una manera de entender la vida y las personas, pretende ayudar al autoconocimiento y al crecimiento personal en todas las áreas de la persona, por tanto es más global y holístico que el coaching.

La terapia Gestalt  se basa en el Aquí y el Ahora, es decir sólo existe el presente, el pasado ya fue y el futuro aún no ha llegado, pero para que la persona esté  en el presente ha de desarrollar la presencia, es decir el arte de la autoescucha y autoobservación sólo en el presente, discerniendo lo que viene del pasado y todo lo que la persona fue que ahora interfiere en ser libre en el presente, esto es la educación y la infancia, que marcan a fuego la manera de relacionarnos con nosotros mismos y con los demás,  y condicionan la manera de movernos en la vida. Es decir, no nos dejan ser libres.

Así pues la terapia Gestalt aboga por estar en el aquí y el ahora presente, libres  de los condicionamientos de nuestra infancia y libres para ser conscientes de nuestras necesidades reales y salir al mundo, expresarlas y satisfacerlas.

En este punto es donde coaching y terapia pueden darse la mano. El coaching es una ayuda para salir al mundo y satisfacer las propias necesidades, ayuda a la persona a establecer un objetivo, seguir un proceso y descubrir y desarrollar recursos propios o aprendidos para llegar al objetivo final. Si el objetivo está alineado con las necesidades relaes que  la persona ha descubierto en un proceso terapéutico de crecimiento personal basado en la terapia Gestalt, ambos se nutren el uno del otro y la persona sale beneficiada.

Si  el punto de encuentro entre ambas es el óptimo en el proceso de una persona, ambas se complementan y se enriquecen y ayudan a la persona a dirigirse hacia el placer y el amor, ambos necesidades y deseos básicos y comunes a todos los seres humanos.

El coaching es un proceso mental, y como tal, está situado en la esfera cognitiva de la persona. La terapia Gestalt y la bioenergética están situadas en las áreas emocional y corporal del ser humano,  donde se desarrolla el contacto con el mundo y nacen las propias necesidades. De manera que el coaching no puede entrar en contradicción con estas áreas fundamentales de la persona, y las técnicas y procesos que propone han de estar alineados  con ellas y a su servicio, lo que en PNL denominan congruencia y ecología de un objetivo.

”El peligro del coaching sin la terapia no es otro que al no realizar un proceso de autoconocimiento profundo, la persona no ha contactado con sus necesidades reales sinó con necesidades neuróticas que surgen de las pasiones humanas y egoicas.” 

Para entender esto hay que entender que en los seres humanos conviven dos partes: lo esencial y genuino, y lo egoico y neurótico.

En el cuerpo y la emoción está lo genuino y esencial , lo instintivo, lo amoroso y generoso, las virtudes del ser humano que por la propia esencia de ser persona ya están en nuestro adn.
En la mente vive lo egoico y neurótico, el personaje que creamos en la infancia para ser queridos y sobrevivir. Cuando éramos pequeños desarrollamos este personaje partiendo de la base de que no rebibimos un amor incondicional  y que teníamos que ser alguien diferente a quien realmente somos para ser amados, ese alguien diferente se desarrolló y vive en nuestra mente, es el personaje que hemos creado y con el que nos movemos por la vida.

Podemos consultar la obra de Claudio Naranjo y sus estudios sobre el eneagrama para ampliar y profundizar sobre este tema con mucho más conocimiento del que yo pueda aportar.
Desde la mente, desde el personaje, podemos contactar con falsas necesidades, como es en esencia cualquier personaje: falso.  De aquí surgirán, por ejemplo, tales necesidades neuróticas:
  • la necesidad del logro,
  • de conseguir  escalar posiciones sociales,
  • de obtener una imagen de éxito,
  • de ser el mejor en todo a cualquier precio,
  • de valorar la persona por su dinero
  • o de incrementar los beneficios económicos por encima de las personas.

Un proceso de coaching desde la mente y lo neurótico es un camino que puede llevar a la persona  a una crisis existencial, pues lo egoico y lo esencial entran en contradicción en el ser humano cuando a lo largo de los años una parte tapa a la otra.  La mente ahoga al cuerpo y a la emoción.  Si se llega al extremo se cae en la depresión o en la enfermedad.

Y eso puede  ocurrir cuando se descubre que por mucho que se tenga en lo material, por mucho que se ascienda en el escalafón social, por muchos objetivos que se logren con sucesivos procesos de coaching, no se llega a expresar y recibir el amor verdadero y esencial del ser humano, la primera y última necesidad básica de la persona.

”Nada es peligroso en sí mismo, si se realiza con consciencia” 

Yo he sido empresario, y he utilizado el coaching para obtener unos determinados rendimientos económicos y personalmente sentirme bien con lo conseguido, si lo hago con consciencia. Y la consciencia la aporta la terapia y especialmente la terapia Gestalt y la bioenérgética.  La conciencia me permite ver quién soy, qué necesito y desde donde hago lo que hago, separar mi esencia de mi personaje y moverme por la vida siendo yo, cuando lo decido y puedo, y siendo quien toca ser cuando no puedo ser de otro modo y he aceptado la responsabilidad de entrar en ese rol.

COACHING + TERAPIA GESTALT = AMOR Y ABUNDANCIA


No se puede llevar a cabo un proceso de coaching en el que el objetivo sea amar y ser amado, de hecho no se necesita, cuando una persona en un proceso terapéutico profundo abre su corazón y confía en la vida, ésta se encarga de satisfacer su necesidad.  Es así de simple,  pero antes de llegar a este conocimiento esencial se requiere de la terapia y el coaching para recorrer los caminos y finalmente llegar al punto donde estábamos, la esencia de la persona.

domingo, 26 de marzo de 2017

Comportamiento Sexual del Visitante a Gmarconil.blogspot.com



La elaboración de este Cuestionario es ANÓNIMA y VOLUNTARIA, la intención es recabar datos para un ejercicio de análisis de datos del Diplomado de Investigación de la UPEL -MARACAY.
El mismo es una adaptación del aplicado por el Dr. Felipe Carrera Damas y publicado los resultados en su Libro "Comportamiento sexual del Venezolano" en 1974

domingo, 12 de marzo de 2017

Dime qué te duele y te diré qué necesitas perdonar

Este es un interesante artículo sobre cómo las emociones nos enferman.


Para vivir plenamente, debemos aprender a escuchar lo que dice nuestro cuerpo. La primera vez que me percaté de ello fue al leer el espectacular libro de Louise L. Hay “Sana tu vida”, luego, fui descubriendo que en diferentes filosofías y tendencias sobre el pensamiento y crecimientos personal y espiritual -como la metafísica, la programación neurolingüística, terapia gestalt, theta healing, ressonance patter, reiki , bioenergía y hasta en el yoga- se explica que, aún cuando en algunos casos las enfermedades se deben a un gen, la mayoría de las personas sufren y padecen males porque, acumulan resentimientos, odio, cólera, furia, viven aferrados al pasado y a las ideas del pasado, cargan cólera, odio, tristeza, viven para complacer a los demás o según los patrones establecidos como correctos, no se aceptan a sí mismos y carecen de amor propio de manera incondicional, cargan sentimientos de culpa, frustraciones, resentimientos y demás emociones que surgen a través de los pensamientos que no controlan y que llega un momento en el que el cuerpo dice, pues esto tiene que salir por algún lado y es a través de cantidad desíntomas o enfermedades, que no es más que el cuerpo hablando, porque aunque un médico nos revise y nos medique hay padecimientos que se prolongan y en buena parte puede deberse a que hay que ir a la raíz de lo que está provocando el mal para poder erradicarlo.

Todos creamos nuestras experiencias a través de los pensamientos que decidimos hacer nuestros y a través de estos surgen los sentimientos que nos llevan a las acciones y de ahí a los resultados. Solo que muchas veces, al negarnos a que esto es así de simple como te lo digo, negamos nuestro poder culpando a otros de nuestras frustraciones. De hecho nuestra vida no es más que un reflejo de nuestro estado mental; si en nuestra mente hay paz, armonía y equilibrio, entonces nuestras vidas pueden solamente ser armoniosas, pacíficas y equilibradas. Y si tenemos pensamientos negativos ya sabemos qué es lo que pasa.

Nuestro cuerpo es sabio y habla, por eso hay que aprender a escuchar qué es lo que nos quiere decir, para, desde ahí, ir a la situación que nos genera malestar sanarla y vivir sin hacernos tanto daño. Muchas veces el cuerpo grita lo que la boca calla, y entonces la cosa estalla en situaciones nada agradables. Afortunadamente, cantidad de tendencias y hasta estudios médicos han confirmado que podemos prevenir o bien, sanar, si identificación la situación que ocurrió en el paso o los sentimientos que cargamos y que no nos permiten avanzar.

De acuerdo a la parte del cuerpo donde se presenta el signo, habrá una explicación emocional para el mismo. Quienes han estudiado el tema por años, afirman, ya que estoy convencido de que te vas a identificar con alguna de las causas:

Por ejemplo muchas veces una gripa representa lágrimas no lloradas o reprimidas y éstas buscan salir por donde sea; mientras que si te duele la garganta, es porque tienes cosas pendientes de decir, no eres capaz de comunicar tus aflicciones. El cuello representa tu flexibilidad como persona; el dolor en los tobillos, el avance o la resistencia que tienes ante la vida. Quienes usan lentes o tienen problemas para escuchar es porque cosas que ven o escuchan que no les son agradables. Los problemas estomacales hablan de la convivencia y además la habilidad para digerir las situaciones. 
Otra parte del cuerpo que recibe muchas de nuestras emociones es la espalda. Según los expertos, las molestias en la espalda baja usualmente reflejan preocupaciones económicas o sensación de falta de apoyo, la espalda alta cuando presenta molestias nos dice que estamos cargando cosas que no nos
corresponden.

Más ejemplos: se dice que si tienes problemas con tus muslos es relacionado con lo que los demás esperan de ti o lo que crees que esperan los otros de ti; si la situación es con las pantorrillas, está vinculado a lo que yo espero de mí mismo. En el caso de las rodillas, tiene que ver con cómo articulo las expectativas externas y las internas, se dice también que es cuando tu orgullo no se doblega. Si se trata de los tobillos, la situación es cómo vinculo mis expectativas con la realidad; mientras que más abajo, relacionado con los pies, habla del apoyo, soporte y equilibrio. Si te duele la frente, es relacionado con la manera en la que enfrentas el mundo. Los problemas del corazón son relacionados con problemas emocionales básicos, de afectos primarios. Y, depende de la manera en la que asimiles el mundo, sufrirás de problemas con los dientes y encías. El dolor de cabeza deprime cuando las dudas aumentan, las uñas se quiebran cuando las defensas están amenazadas, la presión arterial, sube cuando el miedo aprisiona.

Entre otros, se dice también que si acumulas un volumen excesivo en las caderas, quizá estés cargando con sentimientos de culpa o deseos de vergüenza o con un miedo residual a agresiones sexuales que convertiste en peso para protegerte.

Ahora bien, también influye el lado del que sientes los padecimientos:
El lado izquierdo es el lado receptivo, maternal y femenino del ser. El derecho es el lado masculino, con empuje, orientado hacia el exterior, hacia el mundo. La tendencia podría indicar un rechazo dentro de ti de los aspectos masculinos o femeninos, y una necesidad de auto-perdonar, sanar, conciliar o de identificar la persona que activa esto en ti.

De acuerdo al abordaje en Bioenergética, también se explican los síntomas que se manifiestan en los seres humanos de acuerdo al Primer principio es el de la lateralidad. En el lado izquierdo del cuerpo se reflejan las relaciones familiares significativas: padre, madre, hermanos, hijos. En el caso del lado derecho, se muestran las sociales: vecinos, pareja, amigos, trabajo. Esto quiere decir, que dependiendo del lado donde se presenta el síntoma, hay que revisar una vinculación familiar o una social.

Existe un modelo de relación entre las emociones y los síntomas físicos desarrollado por el hipnoterapeuta John Kappas que nos puede dar también de lo que puede estar sucediendo en el plano emocional cuando desarrollamos ciertos síntomas en áreas específicas del cuerpo.
Por ejemplo, el especialista menciona el síndrome del llanto, que involucra el plexo solar hacia arriba, el pecho, la cabeza y la nuca y está relacionado con la incapacidad de tomar una decisión con respecto al acto de otra persona o por un condicionamiento anterior que dificulta la toma de decisiones. Su característica más común es el dolor de cabeza. A causa de la frustración generada por la indecisión, el cerebro ordena al cuero cabelludo tensarse lo que produce dolor. A veces la tensión es tan severa que comprime las venas y produce migraña. Otro de los síntomas
muy reconocibles de este síndrome son: la cristalización de los ojos, la relajación de los conductos lacrimales que gotean continuamente en los ojos, la congestión de los senos nasales, la contracción de los músculos de la garganta, la presión gástrica sobre el pecho, la tensión de los músculos de las mandíbulas o apretar los dientes.

Cada una de estas reacciones físicas puede estar asociada con una causa emocional o mental. Así, según esta teoría, la presión en la cabeza representa la incapacidad de tomar decisiones; los ojos lacrimosos y la congestión de los senos nasales simbolizan negarse a ver la situación que causa la indecisión; la contracción de la garganta, la tensión de los músculos de las mandíbulas o apretar los dientes es un resultado de negarse a hablar del tema de indecisión.

La indecisión puede convertirse en frustración y ésta en melancolía, depresión y finalmente inercia. La indecisión crónica se puede clasificar como problema mayor en nuestra sociedad actual de movimientos rápidos, en particular en personas de edad comprendida entre los quince y los treinta y cinco años.

Cuando las áreas afectadas son los hombros, la parte superior de la espalda y de la columna, se ubican dentro del síndrome de la responsabilidad. Esto ocurre cuando los motivos psicológicos son excesiva responsabilidad, temor al peso de la responsabilidad o negligencia, no aceptación o no asunción de responsabilidad. Cuando las áreas afectadas son las ingles, el estómago y la parte baja de la espalda, esto es debido al síndrome de culpa y frustración sexual, que se presenta por la culpabilidad sexual relacionada con la religión, sentimientos de culpas por infidelidad y promiscuidad, sentimientos de incapacidad sexual, temor a agresión sexual y demás. Los síntomas pueden ser calambres gástricos, estreñimiento, acidez, dolores menstruales excesivos, menstruación
demasiado abundante o ausente, infecciones vaginales o cistitis, presión o dolor en la próstata o los testículos y problemas de riñón.

Y por último, el especialista señala el síndrome de lucha o alcance, en el cual, las áreas afectadas son los brazos, las manos y los dedos. Las causas psicológicas son la necesidad de expresar, con la correspondiente negación o supresión de esa necesidad, la incapacidad de alcanzar lo que uno desea por falta de autoestima y un importante sentimiento de profundo rechazo por querer alcanzar metas inalcanzables. Los síntomas son verrugas o pequeñas ampollas.

El segundo principio es el de verticalidad, según el cual en cada zona del cuerpo se reflejan diferentes aspectos. En la cabeza, se mira lo abstracto, las ideas, lo fantástico. En esta parte del cuerpo tengo mi identidad, mi ego, mi imagen. Los síntomas entre cuello y cintura, pueden estar vinculados a la vitalidad y a los afectos. “Allí tengo los órganos que necesito para estar vivo, como el corazón y los pulmones”. Entre la cintura al vientre (parte baja del tracto digestivo), se manifiestan los temas que tienen que ver con los desechos, eso que no sirve o no es nutritivo, eso que debe permanecer poco tiempo en el cuerpo.

Los temas de identidad sexual, pasión, capacidad de trascender, miedos y profundos sentimientos se manifiestan en la zona de los genitales. Las piernas hablan del soporte, el contacto con la realidad y con lo concreto. Mientras que los brazos son los que le permiten a las personas proyectarse al futuro, sin perturbar si equilibrio. Con ellos, se puede colocar distancia o acortarla.

De acuerdo al especialista consultado, para realizar el trabajo desde el abordaje de la Bioenergética, es necesario construir la historia de vida con el paciente y revisar desde allí y desde la observación, cuáles son los bloqueos energéticos que tiene la persona, para poder trabajarlos y desbloquearlos con ejercicios terapéuticos.

Muchas veces el cuerpo grita lo que la boca calla, y entonces… Tus dolores callados, ¿cómo hablan en tu cuerpo?

miércoles, 22 de febrero de 2017

10 claves para encontrar pareja


Muchas personas están en la búsqueda de una pareja. Ésta a veces se convierte en infructuosa o dañina. Es importante partir de una premisa clara, prioriza ser feliz a tener o no tener una pareja. Junto a este punto de partida añadimos 10 sugerencias que nos pueden facilitar ir al encuentro de una pareja sana

Escrito por Jordi Gil, Psicólogo y Terapeuta de parejas.


1. Ocuparse vs quejarse
Ocúpate de ti y mantén una actitud proactiva. Mantente acordes con tus anhelos y necesidades, en sintonía con lo que eres y necesitas. La queja nos desenergetiza, si dura demasiado. No confundas el derecho a la queja con hacer de ella un estilo de vida y de relación. Los quejosos además asustan a posibles candidatos. Si te interesa profundizar en el tema, puedes leer nuestro artículo sobre transformar las quejas y los pensamientos negativos.

2. Confía y descansa en el destino
La vida es una constelación de factores, no decidimos tanto. La vida decidirá, descansa en todo lo que no depende de ti, ya veremos si tu destino es vivir o no en pareja. Nunca sabrás si tu vida hubiera sido mejor con o sin pareja. Mientras tanto implícate de un modo activo en tu vida. 


El  Maestro Zen: 
Un chico recibe en su cumpleaños número catorce un caballo. Todos en la aldea exclaman:
"¡Que maravilloso! ¡El niño recibió un caballo!" Y el maestro Zen dice: "Ya veremos... Ya veremos...".  
Dos años más tarde el chico cae del caballo y se rompe las piernas. Todos en la aldea exclaman:
"¡Que terrible! ¡Que tragedia!" Y el maestro zen dice: "Ya veremos... Ya veremos...".  
Al poco tiempo la guerra estalla y todos los jóvenes son llamados a enlistarse y pelear...
excepto el chico porque tiene las piernas destrozadas. Y todos en la aldea exclaman:
"¡Que suerte! ¡Que maravilloso!"  

El maestro zen sólo responde: "Ya veremos... ya veremos...".

3. No te traiciones:  
“La traición comienza en el momento en que la gente viola sus propios derechos”
M.F. Moonzajer.

4. Suelta el pasado
Digerir las historias pasadas, ayuda a aprender y a no repetir los mismos errores. Si no hacemos este trabajo personal previo, el pasado transferido a nuestro presente se convierte en interferencia. Lo vivido no te hace mejor o peor. Fue lo que fue, aprende de ello y punto. Para profundizar, te recomendamos nuestro post sobre cómo superar la tristeza y el dolor.

5. Crea nuevas oportunidades:
Abre el abanico de formas de ser, hacer y estar respetándote a ti y a tu ética. Esta acción pasa por no repetir lo que no funciona. Innovar es crear nuevas posibilidades.  

6. Ante todo elige relaciones nutritivas:
El contacto con los otros nos nutre, nos da vida. Cuando una relación nos desvitaliza, requiere de una revisión consciente de lo que está pasando en ella. El amor no es suficiente para construir vínculos saludables. Para construir un amor sano es necesario un cierto nivel de salud emocional en ambos miembros de la pareja.Si algo te duele en exceso quizás sea mejor soltarlo.   

7. Valora tu vida más allá de estar o no en pareja: 
Esta es tu vida. Haz lo que amas, y hazlo a menudo. Si no te gusta algo, cámbialo. Si no te gusta tu trabajo, déjalo. Si no tienes tiempo suficiente, deja de ver la televisión. Si estás buscando el amor de tu vida, para; te estará esperando cuando estés haciendo cosas que amas. Para de analizarlo todo, la vida es simple. Todas las emociones son fantásticas. Cuando estés comiendo, aprecia cada bocado. Abre tu mente, brazos y corazón a cosas y gente nueva, estamos unidos por nuestras diferencias. Pregunta a la próxima persona que veas cuál es su pasión y comparte un sueño inspirador con ella. Viaja a menudo; perderte te ayudará. Algunas oportunidades sólo vienen una vez, aprovéchalas. La vida es la gente que conoces, y las cosas que creas con esas personas. Sal fuera y empieza a crear. La vida es corta. Vive tu sueño lleva a cabo tu pasión.
The Holstee Manifesto
8. Se realista:
En la búsqueda también da claridad ser consciente de que le pedimos al otro, y que este pedido sea viable, por ejemplo respeto y compromiso, es muy distinto a pedir salvación, diversión constante o dedicación total. Corrige tus expectativas

9. Ten claras tus condiciones mínimas:
Ejercicio: Escribe 3 cuestiones mínimas que pides a una relación, sin las cuales no la inicias o la mantienes, o te retiras de ella, p.e: el respeto y ser cuidadoso con el otro, que la otra persona tenga en cuenta que me puede dañar y que me apoye si tengo un mal día.

10. Haz un buen casting:
Nunca olvides que es mejor estar solo que mal acompañado/a.  

Estas 10 claves para encontrar pareja, nos pueden ayudar cuando nos perdemos en la aventura de la búsqueda, y no desesperar en ella ni permitir que ocupe mucho espacio.
Por Jordi Gil Martin - Co-Director Gestalt Salut Psicoterapia
Puedes contactar al autor a través del formulario al final de la publicación. 

sábado, 4 de febrero de 2017

Los jesuitas eliminan las asignaturas, exámenes y horarios de sus colegios en Cataluña

Los jesuitas eliminan las asignaturas, exámenes y horarios de sus colegios en Cataluña
El proyecto, que ha comenzado en 5º de Primaria y 1º de ESO, transforma las aulas en grandes ágoras para trabajar en equipo

El proyecto Horizonte 2020 ya ha sido puesto en marcha con alumnos de 5º de Primaria y 1º de la ESO 


Los colegios de jesuitas de Cataluña, en los que estudian más de 13.000 alumnos, han comenzado a implantar un nuevo modelo de enseñanza que ha eliminado asignaturas, exámenes y horarios y ha transformado las aulas en espacios de trabajo donde los niños adquieren los conocimientos haciendo proyectos conjuntos.
Los jesuitas, que en Cataluña cuentan con ocho colegios, han diseñado un nuevo modelo pedagógico en el que han desaparecido las clases magistrales, los pupitres, los deberes y las aulas tradicionales, en un proyecto que ha comenzado en quinto de primaria y primero de ESO en tres de sus escuelas y que se irá ampliando al resto.
«Con el actual modelo de enseñanza tradicional, los alumnos se están aburriendo y están desconectando del sistema, sobre todo a partir de sexto de primaria», ha explicado el director general de la Fundación Jesuitas Educación (FJE) de Cataluña, Xavier Aragay.
El nuevo modelo incluye la creación de una nueva etapa intermedia entre la Primaria y la Secundaria, que la conforman los cursos 5º y 6º de Primaria y 1º y 2º de ESO.
Para llevar a cabo el proyecto, que lleva por nombre «Horizonte 2020», los jesuitas han derribado las paredes de sus aulas y las han transformado en grandes espacios para trabajar en equipo, unas ágoras en las que hay sofás, gradas, mucha luz, colores, mesas dispuestas para trabajar en grupo y acceso a las nuevas tecnologías.
En los tres colegios que están experimentando esta novedad han juntado las dos clases de 30 alumnos en una sola de 60, pero, en vez de un profesor por cada 30, tienen tres profesores para 60. Los tres profesores acompañan todo el día a los alumnos y tutorizan los proyectos en los que trabajan, a través de los cuales adquieren las competencias básicas marcadas en el currículo.
«No hay asignaturas, ni horarios, al patio se sale cuando los alumnos deciden que están cansados», ha explicado Aragay, que, en los seis primeros meses de experimentación, ya ha constatado que «el método funciona» y ha reanimado a los estudiantes.
Un cambio «radical»
«Transformar la educación es posible», ha remarcado el director general, que reconoce que el cambio es «radical» y que dos de cada tres de los 1.500 profesores de sus escuelas ha estado a favor.
Según Aragay, «en la escuela es donde más se habla de trabajo en equipo y donde menos se practica», cosa que se soluciona con este método, «que también palía unos currículos excesivos que nunca se imparten completos».
Antes de implementarlo, los jesuitas recogieron 56.000 ideas de alumnos, padres y madres y profesores para mejorar la educación.
«Educar no es sólo transmitir conocimientos», ha señalado el director general adjunto de la FJE, Josep Menéndez.
El proyecto impulsa «las inteligencias múltiples y sacar todo el potencial» de los alumnos y que hagan las actividades de aprendizaje según sus capacidades.
«Hemos transformado la educación para que el alumno sea el protagonista, para que haya verdadero trabajo en equipo y los estudiantes descubran cuál es su proyecto vital, qué quieren hacer en la vida y enseñarles a reflexionar, porque van a vivir en una época que les va a desconcertar», ha argumentado Aragay.
Proyectos en lugar de asignaturas
Los alumnos comienzan la jornada con 20 minutos de introspección y reflexión para plantearse los retos de la jornada y finalizan con otros 20 minutos de discusión sobre si han conseguido los objetivos.
Las asignaturas han sido sustituidas por proyectos. «Por ejemplo, si hacemos un proyecto sobre el imperio romano, pues aprendemos arte, historia, latín, religión y geografía», ha detallado Menéndez, y si hay que aprender raíces cuadradas para llevar a cabo otro proyecto, los alumnos pueden acudir a las unidades didácticas.
«Aprenden mucho mejor si ven que lo que aprenden tiene una aplicación práctica», ha defendido Aragay.
Los proyectos, en los que también se implican padres y madres, se realizan un 33 % en catalán, un 33 % en castellano y un 33 % en inglés.
Aunque no hay asignaturas, para cumplir con lo establecido legalmente también ponen notas, pero puntúan primero las competencias de cada alumno y luego, mediante un algoritmo, las transforman en notas por materias para que consten en el expediente.
Según Aragay, en los seis meses de experiencia han encontrado casos de alumnos que «antes se inventaban que tenían fiebre para no acudir a clase y ahora quieren venir aunque tengan fiebre».
Con esta nueva pedagogía, que también aplican a los más pequeños de P3 y P4, «en vez de mirar el BOE o el DOGC, miramos la cara de los niños y les ayudamos a desarrollar su proyecto vital, a descubrir sus talentos, a encontrar sentido a lo que hacen, a lo que quieren conseguir, a saber interpretar, a reflexionar, a cuestionar. Junto con la familia e internet, intentamos construir personas».


Tomado: http://www.abc.es/Media/201503/08/jesuitas-horizonte2020--644x362.jpg

La educación en inteligencia emocional reduce la violencia en los centros escolares

La educación en inteligencia emocional reduce la violencia en los centros escolares
Distintas instituciones defienden y promueven su enseñanza al mismo nivel que las asignaturas tradicionales

CARLOTA FOMINAYA - carlotafominaya - Madrid10/06/2015 00:00h - Actualizado: 10/06/2015 11:58h.Guardado en: Familia , Educación

La educación emocional y el desarrollo de la creatividad en niños y adolescentes en clase hace tiempo que dejó de ser una apuesta teórica para ser una realidad en muchas aulas de España. Su implantación es, desde luego, una apuesta fuerte de la Fundación Botín, cuyo programa de «Educación responsable» promueve desde hace diez años y de forma gratuita la formación en inteligencia emocional en los 70.000 alumnos de más de 150 centros educativos de seis comunidades distintas (Cantabria, Madrid, La Rioja, Navarra, Galicia y Murcia).

La institución santanderina asegura que la educación emocional y social en el aula mejora de forma drástica la comunicación y convivencia en los centros escolares a partir del trabajo conjunto de docentes, alumnado y familias. De hecho los beneficios en estos colegios, explica Fátima Sánchez, responsable de Educación, Proyectos y Acción Social de esta institución, «se notan desde los primeros días», en cuanto se empiezan a trabajar las habilidades sociales del pequeño: «Ayuda a los alumnos a conocerse y confiar en sí mismos, a comprender a sus compañeros, a reconocer y expresar emociones e ideas, a desarrollar el autocontrol, a aprender a tomar decisiones responsables, o a valorar y cuidar su salud a la larga».

Así lo han recogido en su informe «Educación Emocional y Social. Análisis Internacional 2015», donde muestran cómo los centros que apoyan este tipo de formación en habilidades sociales han obtenido consecuencias probadas muy importantes relacionadas con algunos de los problemas graves y difíciles de resolver de nuestro sistema educativo:«Son colegios que han mejorado la convivencia y la relación entre profesores y alumnos y, por ende, disminuido los niveles de violencia y de consumo de drogas. Incluso han reducido síntomas asociados a la depresión infantil y juvenil», asegura Fátima Sánchez.

Conocimiento y emoción
Lo que es una realidad es que la educación de hoy, continua esta experta, «no puede limitarse a los conocimientos. Hay que unir también la emoción. Todos somos conscientes ya de que los que tienen mejores notas no son los que más éxito tienen después en su vida. De hecho, en un mundo con una tecnología en creciente sofisticación, las habilidades emocionales y sociales que requeriremos serán cada vez más la empatía, la atención, la tolerancia, la responsabilidad, la creatividad y la imaginación».

Estos valores, corrobora Christopher Clouder, uno de los autores del informe de la Fundación y director ejecutivo del Comité Europeo Educativo Steiner Waldorf, «están presentes en los niños por naturaleza. Lo que ocurre es que la confianza de muchos de ellos disminuye a medida que conviven con su entorno inmediato y en la escuela. La educación emocional y social impartida en el entorno escolar es una buena forma de reforzarlas».

«Es más —añade Sonsoles Castellano, directora de la Fundación San Patricio—, sin emoción no hay aprendizaje. Ser feliz potencia la motivación, mejora el ambiente dentro del aula y predispone para el aprendizaje: una persona feliz no tendrá problemas para aprender todo lo nuevo que pueda surgir y lo hará en menor tiempo que alguien que no lo es». De hecho, hace ya tres años que el Colegio San Patricio optó por esta vía, al implantar el sello i3e de Educación en Inteligencia Emocional que aplica AENOR, «con muy buenos resultados», resalta Castellanos.

El papel del profesorado
Todos los expertos consultados aseguran que para que este desarrollo personal del alumno sea una realidad resulta imprescindible facilitar la formación de los docentes en su propia competencia emocional. Hasta el momento, pocas universidades trabajan las emociones como materias obligatorias en sus planes de estudios, y menos como grado. Una de ellas es la Facultad de Ciencias Sociales y de la Educación de la Universidad Camilo José Cela, donde han creado un proyecto innovador que forma en educación emocional a los alumnos de las titulaciones de Magisterio de forma transversal. Este es el mismo planteamiento del máster que la Fundación Botín realiza a través de la Universidad de Cantabria, que forma a los docentes para que puedan aplicar estos conocimientos a través de asignaturas como las Matemáticas o el Arte.

Normativa educativa
«La iniciativa privada está muy bien —reconoce Santos Orejudo, presidente del comité científico del II Congreso Internacional de Inteligencia Emocional y Bienestar (CIIEB)—, pero desde aquí instamos también a las administraciones públicas a que incluyan las referencias a la inteligencia emocional en la normativa educativa». «Deben ser conscientes de que el desarrollo de los sentimientos va a constituir en los próximos años la verdadera revolución educativa, tanto en las aulas como en la formación del profesorado», concluye.

«El ambiente del patio y de la clase es otro», asegura la directora del colegio »
c. f.madrid

«Sin duda, desde que formamos parte del proyecto de Inteligencia Emocional de la Fundación Botín, el ambiente del patio y de las clases es otro», asegura Luisa Fernanda Saínz de Aja, la directora del colegio Virgen de Mirasierra. Los resultados no solo se notan en el centro escolar: «También lo perciben las familias», cuenta. Así, desde infantil, y a través de distintas asignaturas (Música, Educación Física, Matemáticas), el colegio enseña al alumno aprende a ser más empático, a manifestar sus emociones, sus sentimientos, y a ampliar de una forma excepcional su vocabulario emocional. «Todo eso facilita en gran medida la convivencia». Ella tuvo desde el principio una confianza «plena» en el programa, y decidió implantarlo en todos los cursos. La respuesta y gran acogida por parte del claustro, confirma Saínz de Aja, fue fundamental. «Sin él hubiera sido imposible poner en marcha algo de tal magnitud. Ellos fueron los que vertebraron el programa a través de sus clases y tutorías», reconoce.


de: http://www.abc.es/familia-educacion/20150610/abci-inteligencia-emocional-botin-201506092019.html